en riqueza y santidad, la mitad de la mitad